Campos de color en la instalación de Sonia Falcone

by / Comentarios Desactivados en Campos de color en la instalación de Sonia Falcone / 13 View / 21 abril, 2017

  • Campos de color es una instalación geométrica con elementos compositivos minimalistas elaborada con materiales de la tierra como sales minerales y especias vegetales del mundo entero.
  • La visión de Campos de Color es una metáfora del diálogo no hegemónico entre diversas culturas del planeta. Nos habla de la riqueza de la diferencia tanto como de la posibilidad de la unidad que se construye por adición.

Achiote, chocolate, pimienta, clavo, comino, anís, café, curry, mate, wilkaparu, canela, nuez moscada, entre otras sustancias alimenticias cocidas y molidas, tanto como arena y pigmentos conforman esta instalación. Sonia Falcone, retoma elementos del arte de la tierra tanto como del minimalismo, para crear una composición de conos geométricos que se alinean en formatos y dimensiones variables y despliegan un conjunto de colores resplandecientes: sepia, terracota, índigo, rojo, verde, blanco, amarillo, carne, rosa, fucsia, violeta, naranja, ocres y azules que están contenidos en decenas de vasijas idénticas de arcilla redonda, a modo de un festín que estimula los sentidos.

La artista plástica contemporánea latinoamericana, viajó a mercados en distintos rincones del mundo y fue recolectando las múltiples especias que enriquecen las cocinas de todos los pueblos. Utilizó kilos de sal blanca traída directamente del Salar de Uyuni – Potosí, junto con sales negras de Hawai, sales rojas de Egipto, polvo de oro, canela, café, urucú y otros condimentos que encontramos en los pintorescos mercados de Bolivia, además de pigmentos de diversos lugares del mundo.

Sonia Falcone compuso esta instalación inspiradora que trae consigo olores, sabores y colores mezclados, de tal modo que nos lleva a un recorrido a través de los sentidos en una obra que transmite historias de la tierra. La mezcla de infinidad de aromas transforma el espacio, el espectador come con los ojos, huele los colores y anhela hundir las manos en las especies molidas.