En su día, honremos a Madre Tierra y sincronicemonos con la naturaleza a través de los ciclos circadianos

by / Comentarios Desactivados en En su día, honremos a Madre Tierra y sincronicemonos con la naturaleza a través de los ciclos circadianos / 29 View / 21 abril, 2017

Estoy completamente convencida de que Madre Tierra nos ha dado mucho, comida, aire, agua, fuego, madrera, energía, vida, amor, mucho y mucho más, sin embargo, en realidad ¿nosotros qué hacemos por ella? ¿en verdad estamos regresándole todo lo que nos ha dado?

Hoy se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra y debido al estilo de vida que hoy tenemos la mayoría, donde vemos más afuera que hacia adentro, donde corremos todo el tiempo, donde no nos damos cuenta de lo que realmente tenemos, hemos ido alterando el equilibrio natural de las cosas, equilibrio que ha llevado millones de años establecerse. Pero restablecer este orden puede traer consigo muchos beneficios.

¿Sabemos cómo puedes trabajar en esos beneficios? una forma son los ciclos circadianos, con los cuales establecemos una relación con los ritmos ambientales derivados de la luz o temperatura, mismos que son alterados por un estilo de vida moderno.

Desde tiempos remotos, y con especial interés de los antiguos griegos, la humanidad ha estado consciente de la periodicidad de los fenómenos ambientales y naturales que rigen la biología y salud de nuestro organismo. Aristóteles, y posteriormente Galeno, escribieron sobre la periodicidad del sueño, centrándola, primero en el corazón y después en el cerebro.

El origen de los ciclos circadianos se cree que se habrían originado desde las primeras células para proteger la replicación de su ADN de la radiación ultravioleta del día, dando pie a la actividad nocturna.

Para darnos una idea de cómo nos puede afectar alterar los ciclos circadianos, sólo basta pensar en el efecto jet lag que experimentan algunos viajeros, quienes pueden presentar síntomas como desorientación, fatiga e insonmio; eso a corto plazo. En una situación mayor las alteraciones a la salud van desde desórdenes psiquiátricos y neurológicos, tales como el transtorno bipolar o problemas del sueño; en situaciones extremas se pueden padecer problemas cardiovasculares.

Nuestro estilo de vida actual: trabajo, prisas, estrés, desvelos, comer mal, etc. afectan los ciclos circadianos y con ello nuestra salud; es por ello que este Día Internacional de la Madre Tierra te invitamos a relajarte, tomar un respiro, comer de manera saludable y dormir bien.

  • Una dieta, que incluya los 3 grupos de alimentos del Plato del Buen Comer: Leguminosas y alimentos de origen animal, cereales, así como frutas y verduras, puede ser una excelente forma de reencontrarnos con la naturaleza y con nosotros mismos.
  • Haz una pausa en el trabajo, lee un libro, platica con tus amigos, y por la noche aléjate de distractores como la televisión o el teléfono celular para que puedas disfrutar de al menos 8 horas de sueño.
  • Reconcíliate con Madre Tierra, sal y disfruta de la naturaleza, respira, escucha los pájaros, abraza árboles, observa el cielo y date cuenta de todo lo que tenemos, poco no es.
  • Medita, conéctate contigo y con la naturaleza a través de la meditación, esto te ayudará a que tu cuerpo y tu mente regresen a su centro y tengas beneficios.

____________

 

Referencias:

  • Douillard J. Eat Wheat, A Scientific And Clinically-Proven Approach To Safely bringing Wheat And Diary Back Into Your Diet, 2017
  • https://www.nigms.nih.gov/education/pages/Factsheet_CircadianRhythms.aspx