Cuando tu tribu no tiene que ser parte de tu familia

by / 0 Comments / 27 View / 22 noviembre, 2017

El otro día platicaba con unas amigas y comentábamos que no todas tenemos la suerte o no ja… de tener familia cercana con quién poder contar para los momentos complicados o no tanto, es decir, hay ocasiones en las que necesitas platicar con alguien de algún problema o cualquier cosa en donde solo buscas desahogarte, o alguien que te apoye en ciertas ocasiones como cuando sabes que te vas a atorar un rato en una junta y no tienes a quién gritarle que pls pase por tus hijos y viceversa, o simplemente alguien que te de un abrazo en los momentos donde solo quieres eso, que alguien te abrace.

Pues sí, hay gente que no cuenta con las personas de su misma sangre y eso no está mal, en ningún lugar dice que así tiene que ser, afortunadamente existe el libre albedrío y uno puede tomar la elección de saber con quién en realidad cuentas y con quien mejor pintas tu raya y les agradeces ser parte de tu linaje, pero de lejos te hacen un mejor paro o simplemente ya no están aquí para poder ser parte.

Cuando uno se vuelve mamá, una de las cosas más importantes, por lo menos en mi vivir, es formar una tribu, con esto me refiero a una red de apoyo para todos los temas que ya platicábamos arriba y algunos otros, y es maravilloso ir conociendo mujeres con las que puedes ir tejiendo ese amor, esa confianza, esa amistad y apoyo para cuando se requiera.

Afortunadamente hoy en día ya existen muchas formas de poder ir armando tu tribu, hay mamás en el colegio de tus hijos con las que puedes hacer una gran amistad, tal vez en el trabajo puedas hacer también amistad con otras mujeres y madres, en las clases extracurriculares, con tus vecinas, amigas de la universidad o escuela con las que llevas años teniendo amistad o en cualquier otro lugar.

Yo les platico que he hecho amistad en lugares en donde nunca me imaginé, el otro día se acercó una de mis vecinas y me dijo “Ceci, ponme en la lista de las personas que pueden recoger a tus hijos y apunta mi celular para cualquier emergencia y por fa, cuando necesites ni lo dudes” mi corazón se expandió de emoción y agradecimiento, de verdad, nunca me imaginé que me lo dijera y no saben cómo lo agradecí y bendecí tener gente así cercana a mí.

Hoy, tenemos la ventaja de poder seleccionar, ya no es como antes que a fuerza tenías que fletarte los consejos y eventos familiares, hoy podemos elegir y decir quiénes son parte de nuestra tribu y con quién puedes hacer tu red de apoyo.

Este post, lo quiero dedicar justo a todas esas personas que son parte de mi tribu y que sin pensar han estado ahí para mí y mi familia, gracias a todas esas personas que nos aman y aceptan tan cual somos sin juzgarnos, esas personas con las que te sientas y puedes hablar de lo que sea y no tienes que estarte cuidando de cómo piensas o cómo lo dices para que nadie salga lastimado o afectado de algún modo. Gracias de verdad, porque hoy en día no podría tener una mejor tribu que la que tengo y la vida me regaló.

Your Commment

Email (will not be published)